LECTOESCRITURA PARA APRENDER A COMPRENDER

Por : Elizabeth  Zuluaga Agudelo
Coordinadora Ademica ENS Jericó

Presentación

El proyecto nace de la necesidad de incrementar los niveles de comprensión lecto-escritural, elevar el nivel de los desempeños y desarrollar competencias integrales, generales y de realizaciones idóneas de los estudiantes.

Las acciones y actividades programadas, van directamente al aprendizaje de la comprensión lectora y a la producción escritural como  logro.

Saber leer no es solo identificar símbolos o fonemas, se sabe leer cuando se comprende lo que se lee.  La lectura y la escritura posibilitan paralelamente el propósito, la estrategia y el resultado del aprendizaje en las diferentes áreas.

La puesta en marcha del proyecto requiere que en un día de la semana se trabajen horas clase de 45’, con el objeto de destinar una hora a la lectoescritura para toda la Institución al mismo tiempo.

La lectura orienta el abordaje de los objetos de conocimiento en la vida cotidiana y  en cada saber específico.  La escritura es la manifestación física de la comprensión de la lectura; la escritura es el logro que ha sido paulatinamente elaborado con el corazón y el cerebro  desde la escucha  y la oralidad.

Justificación

Comprender lo que  se lee y  comprender  lo que se escribe, (sin excluir la escucha y el habla) depende de la actitud para aceptar que es una necesidad saber leer (metalectura) y saber producir desde lo que se lee. Cuando el ser humano aprende estas habilidades le responde a todas las dimensiones humanas. Por esto es necesario reflexionar sobre estos aspectos porque es claro que una gran parte de  la generación actual depende socialmente de lo ya producido, sus ambiciones no están en el ir más allá de lo que puede disfrutar  en el momento, sino en el ideario de construcción del ya, en la inmediata satisfacción para sí mismos, no para los demás.. para los jóvenes de hoy, la idea es tener espacios de  decisión inmediata,  no de concertación y de conversaciones profundas; se considera lo anterior dada la propuesta pedagógica dialogante que invita a la formación, la cognición y la educación interactuando con el otro.

El ser de la juventud del momento, está viciado por el agotamiento de la facilidad  porque  no miden el concepto felicidad como construcción sino como vivencia temporal y para la mayoría de los jóvenes, la lectura y la escritura no hacen parte de los renglones para elaborar el texto del proyecto de vida.

Es cotidiano escuchar  en los jóvenes la expresión.. “leer?, que pereza!”, “¿Un documento?, un libro?” “no,…no me ponen a leer los libros de temas que me gustan” y ¿por qué no buscan los libros de los temas que les llaman la atención? No saben responder siquiera a esta pregunta.

La lectura amplía el léxico y aumenta la comprensión de sí mismo, del contexto en el que se mueve cada quien y en el que no; amplía la visión del mundo y  facilita el acercamiento entre  éste y cada sujeto, la lectura permite entender las palabras del otro, cuando ese otro se mueve en el mismo o en un medio diferente al sujeto o al objeto que escucha, la lectura orienta el abordaje de los objetos de conocimiento en la vida cotidiana y  en cada saber específico.

La escritura es la manifestación física de la comprensión de la lectura; la escritura es el logro que ha sido paulatinamente elaborado con el corazón y el cerebro  desde la escucha  y la oralidad; La buena escritura es también el resultado  de las previas lecturas, es decir, cuando se escribe hay una conjunción de las habilidades comunicativas que dicen: “ya hay comprensión”

Otro aspecto es que los  aprendizajes obtenidos por comprensión lectoescritural, hacen más fáciles, ágiles y productivos los conversatorios académicos, los diálogos cognitivos, las interpretaciones objetivas, los argumentos de poder y el logro de macroaprendizajes de quien tiene actitudes y acciones propositivas.

lectoescritura

Actividad de aula.  I.E. Escuela Normal Superior de Jericó