SIMBOLOS E.N.S. JERICÓ

Himno

 

Compositor: Poeta jericoano José María Ospina

Música: Padre Claretiano Pablo Juvillá.

LETRA.

CORO

Infundiendo el saber consagrado

que en las aulas con fe se pasea.

Lucharemos con fuego sagrado,

Porque triunfe en las almas la idea

Somos jóvenes llenos de anhelos

que aspiramos trepar a la cumbre

donde enciende la ciencia sus lumbre

y se está más cercano del cielo

2

En nuestra alma se enciende una estrella

Y en su centro en una luz erizada

nos anuncia una aurora rosada

que en los campos de estudio destella

3

Dios y patria y las ciencias que anima

Nuestro escudo por lema proclama

Y en nosotros se enciende la llama

de la fe que corona la cima.

4

Con penacho de gualda encendida

Con verdor de fecunda esperanza

de la paz que a las cumbres avanza

vestiremos el néctar de vida.

5

Del saber con la sana semilla

En las aulas nutrimos la mente

Por llevar la fecunda simiente

A los campos de luz que rebrillan

6

Encendiendo doquiera la lumbre

con la fe que transforma montañas

Llevaremos intrépidas almas

de la fe y de la ciencia a la cumbre

7

A través de la brega que es mucha

que la patria nuestro ánimo encienda

y aunque nadie el esfuerzo comprenda

que el buen Dios nos proteja en la lucha (bis)

BANDERA

bandera_ens

 

Con sus colores amarillo y verde permiten inducir las interpretaciones respectivas de la abundancia que representa la juventud como reserva de la patria, la  esperanza y vitalidad de sus cuadros promociónales.

ESCUDO

logo_ens_sf

 

Comporta dentro del blasón tres fajas.  La cruz que le otorga su carácter cristiano.  La antorcha representa el saber y la ciencia.  El rio piedras entre nuestras montañas.  El fajin del escudo trae una consigna: DIOS, CIENCIA, PATRIA.  El hombre es un ser religioso. Toda educación debe no solo respetar esta dimensión sino promoverla. La educación normalista se desenvuelve bajo la mirada del Ser  Supremo, ayuda en la búsqueda de Él, enseña a relacionarse con Él.  Dios es parte de nuestra comunidad.  Ciencia: Parte muy importante de la vida normalista es encender y cultivar la llama del saber. Buscar y descubrir la verdad de las cos as a través de métodos investigativos y hacer que los conocimientos científicos lleven al servicio de los demás hombres. Ciencia con amor es meta del quehacer educativo. Patria: La verdadera educación tiende a formar ciudadanos honrados, que amen, honren y engrandezcan a su patria. El miembro de la comunidad normalista ama a su patria Colombia, bajo cuyo techo vive; estudia y trabaja para que ella sea más grande. Tiene muy presentes las palabras del gran Kennedy: “No preguntes qué hace la patria por ti, sino qué puedes hacer tú por la patria”.